Cha Miquela Roja

La Casa Roja y sus aledaños han sido rehabilitados respetando fielmente la arquitectura canaria, manteniendo lo más posible el encanto de antaño, y algunos pequeños mueblitos que hemos podido salvar. La casa consta de dos plazas: Un dormitorio doble, cocina-salón y baño (con lavadora y jacuzzi), jardín con terraza y vista al mar.